21/7/18

CCR TIC: 10 años. Ex-Directora Marcela Vázquez.


Marcela Vázquez es una docente del interior provincial, que conoció al CCR TIC en el año 2008 cuando la Escuela Rural "Manuel Belgrano", Campo Los Tres Árboles, Laguna Larga (en la cual se desempeñaba como directora a cargo) fue seleccionada por la Dirección General de Nivel Primario y la SPIyCE para formar parte de la experiencia piloto "Modelo 1 a 1", junto con otras escuelas de diferentes contextos y con el apoyo de Educ.ar.

Interesada por las TIC en Educación y por realizar su aporte a la igualdad de oportunidades en el acceso a capacitaciones en su localidad y zona de influencia, rápidamente manifestó su interés por formar parte de nuestra red y luego de transitar un periodo de formación para formadores, capacitó a otros docentes en los siguientes cursos y talleres: Competencias profesionales docentes en uso educativo de TIC (Intel Educar), Las TIC en el año del Bicentenario (Identidad.ar), Estrategias, Recursos y Herramientas para profesores, y el más reciente Introducción al Aprendizaje Móvil (DiME), entre otros.

Actualmente, su trayectoria profesional la condujo a la Ciudad de Córdoba, donde además de ser Docente Formadora del CCR TIC, forma parte del equipo "Recursos en línea" de la SPIyCE.

En primera persona, Marcela relata  la experiencia que definió su futuro profesional, y que al igual que el CCR, este año cumple 10 años: “En el año 2008 tuvimos un privilegio impensado: nos invitaron a participar de un proyecto muy novedoso para la época, llamado  "Piloto 1 a 1". Fue grande la sorpresa al saber que nuestra querida escuela rural formaría parte de esta experiencia única en el país, que consistía en entregar una netbook por estudiante. En Uruguay estaba iniciando Plan Ceibal, no había otros antecedentes cercanos en ese momento".

Marcela estuvo acompañada por la docente Elina Magnano, y una comunidad educativa muy cercana e involucrada, esta escuela primaria rural se transformó en la primera en el país en tener la hoy llamada "saturación completa", es decir, que cada uno de sus estudiantes y sus docentes tenga una netbook (1 a 1 = 1 netbook para 1 alumno) y la utilizara con finalidades educativas, en el aula y en el hogar. 

Posterior a la firma del convenio entre Educ.ar y el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, con la coordinación del CCR TIC,  llegaron a la escuela las computadoras Modelo Classmate de Intel, provistas por la empresa EXO, equipada con diferentes programas y aplicaciones para utilizarlas como recursos didácticos en diferentes espacios curriculares y actividades. También hubo aplicaciones no previstas pero bienvenidas, como que los niños enseñen a usar la netbook a sus padres y hermanitos pequeños,  

Con el objeto que del análisis del proyecto piloto pudieran surgir indicios para la posterior toma de decisiones en relación al tipo de equipamiento apropiado a utilizar en contextos educativos, la experiencia se llevó a cabo en 4 escuelas provinciales de características muy diferentes. Además de la escuela rural de Campo Los Tres Árboles de Laguna Larga, participaron del piloto la Escuela Primaria Santiago Derqui (ubicada en la zona céntrica de la Ciudad de Córdoba); el Instituto Domingo Faustino Sarmiento, de La Calera y el IPETYM 59 "25 de Mayo" de la localidad de Cruz Alta. 

La propuesta estaba orientada a incluir la tecnología digital en las clases, ya que se percibían como herramientas aliadas para la enseñanza-aprendizaje. Para lograrlo se necesitaba un cambio metodológico importante, para así lograr una gradual y creciente aceptación hasta integrarlas al curriculum. De este modo, se generaron las condiciones pedagógicas necesarias para la inclusión genuina (no forzada) de las TIC, y que a través de ellas los estudiantes comenzaran a experimentar y producir contenidos.


Con el acompañamiento del equipo central del CCR TIC de la SPIyCE, se propusieron diversos formatos de capacitaciones (talleres presenciales, encuentros virtuales, jornadas de socialización, visitas didácticas) donde las 4 escuelas interactuaban, se pasaban pistas, realizaban proyectos colaborativos a distancia, y los estudiantes mayores eran mentores de los menores. También se llevaron a cabo muestras con producciones de los estudiantes, siendo la más importante la realizada en la Ciudad de Villa Carlos Paz en junio de 2010. 

Para la comunidad educativa en general, y en especial, para los niños que participaron en ella, fue tan profunda y significativa la experiencia que 10 años más tarde, siendo adolescentes y algunos jóvenes universitarios, aún la recuerdan como un momento inolvidable de su paso por la escuela primaria. Esto queda plasmado en los testimonios recogidos por Marcela en el siguiente video, con motivo de su reciente visita a la escuela en la cual fue directora y que llevará en su corazón docente para siempre. 



Entre risas, recuerdos, nostalgia, destacaron cuánto cambió la metodología en las clases cuando llegaron las netbooks, mezclando contenidos, con juegos, lecturas, ilustraciones digitales, logrando aprendizajes sólidos y permanentes. 

Esta experiencia propició una nueva forma enseñar y aprender en la escuela rural, donde la colaboración ya fluye de manera natural y forma parte de la dinámica de los espacios plurigrado, y donde también es común que la comunidad se involucre,  apoye y participe de todo lo que tenga que ver con la vida escolar de los niños y jóvenes. 

"En la actualidad también se  cuenta con nivel secundario, y es posible ver cómo conviven "esas pequeñas maquinitas" (que aún siguen funcionando)  junto a los otros dispositivos móviles (notebooks, tablets, celulares) que se han ido incorporando en los últimos años al cotidiano escolar.   Otro gran avance respecto a aquella época es que ahora se cuenta con señal permanente de WIFI y esto abre nuevas posibilidades que en aquella época, con conectividad limitada, no teníamos.  Sin embargo, a veces una limitación puede ser una oportunidad porque aún sin Internet era mucho lo que podíamos hacer con los programas instalados, y así poníamos en juego la creatividad. 

Personalmente, a partir de este hito en mi carrera docente comencé a andar un largo, desafiante y satisfactorio camino con las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), como docente formadora del Centro del Recursos TIC del Ministerio de Educación de Córdoba, junto a mis colegas de toda la provincia que formamos parte de esta red, donde circula el afecto sincero, la camaradería y la colaboración permanente. 

Día a día, propuesta tras propuesta, sigo aprendiendo y tratando de contagiar entusiasmo y conocimientos nuevos a otros colegas. Estoy muy feliz de haber sido parte de tan importante proyecto hace 10 años... y tan vigente aún en lo corazones de quienes fuimos sus protagonistas, tal como pude comprobar al visitarlos con motivo de la realización del video. ¡Cuando propuse la idea, dijeron enseguida que sí! Fue muy emocionante para todos...", concluye su relato Marcela.

¡¡Felicitaciones!! Gracias por compartir sus inolvidables recuerdos con nosotros, en estos 10 años...

16/7/18

CCR TIC: 10 años. Testimonios de docentes participantes. Prof. Diana González


La profesora Diana Andrea González se desempeña profesionalmente como docente de 6to grado en el Centro Educativo "Bartolomé Mitre" de la Ciudad de Córdoba, Barrio Residencial Olivos, en el espacio curricular Ciencias Sociales

Ante el creciente avance de las TIC en contextos educativos, consideró que había llegado el momento de realizar algunos cambios en sus prácticas como docente. Sintió la necesidad de conocer nuevas metodologías y recursos para que sus estudiantes aprendan de una manera más actualizada y acorde con sus necesidades, inquietudes e intereses. Su vocación docente y el compromiso que siente al educar la motivaron a buscar instancias orientadas al desarrollo profesional con el objetivo de ampliar sus conocimientos, saberes y habilidades.

Diana comparte su relato:"Desde el año pasado incorporé al celular en mis clases. A pesar de que en la institución no se permitía que los alumnos concurrieran con ellos, los niños de todos modos los traían y a escondidas, los utilizaban para mandarse mensajes durante la clase o sacarse fotos para subirlas a las redes. Era una realidad innegable, ya no se podía tapar el sol con la mano y mirar para otro lado...”.

En lugar de resistirse y prohibir, decidió exponer su punto de vista en la Dirección, donde fue escuchada y comprendida. Posteriormente, realizó una reunión de padres donde explicó de qué manera se trabajaría con el celular en las clases. 

Paso seguido,  con los estudiantes se definieron las normas en que se enmarcaría este permiso. Algunas de estas normas fueron: el celular sólo se sacaría de la mochila cuando la docente así lo indicara; cada estudiante se haría responsable del cuidado del mismo en caso de pérdida y/o deterioro; las fotografías y filmaciones deberían vincularse con lo trabajado en clases, y en horas de clase no se permitiría el uso personal de las redes sociales. Todos eran responsables del cumplimiento efectivo de estos requisitos, y en caso que no se respetaran, la propuesta de integrar a los celulares en clase quedaría sin efecto.

Continúa relatando Diana: "Comenzamos de a poco, poniendo a prueba la propuesta...usábamos el diccionario, la calculadora, realizábamos búsquedas de información ante alguna duda que pudiera surgir, registrábamos actividades, entre otros usos diarios. ¡Pero con el correr de los días,  los chicos comenzaron a demandar cada vez más! Así que creamos un correo electrónico  en donde les enviaba  y recibía las actividades a desarrollar, y también diseñamos un blog donde se cargaban diferentes páginas web vinculados con los temas que estábamos viendo, para consulta y ampliación de contenidos.

Como paso siguiente al uso del email, se creó un grupo de WhatsApp, donde los estudiantes realizaban capturas de pantalla, compartían dudas e inquietudes, se pasaban pistas y datos. Este grupo era administrado por ellos y para utilizarlo, también se pautaron reglas importantes como el horario, el buen trato, que sería usado solamente para cosas de la escuela, no se recibían audios (lo cual me permitía corregir su ortografía). En palabras de los padres: “Seño, los chicos aprendieron a comunicarse mejor entre ellos”.

El curso virtual sobre uso educativo de dispositivos móviles (#DIME2018) ordenó y amplío mis conocimientos y experiencias, que hasta este año, habían sido bastante intuitivas, basadas en lo que a mi me parecía que estaba bien, y con la ayuda incondicional de los chicos. 

Por ejemplo, el curso me brindó los conocimientos necesarios para incluir a mis clases el trabajo con las apps QR Droid, Google Maps y Google Earth, que en mi espacio curricular, son muy útiles y valiosas.

Una de las actividades que realizamos es la siguiente: asignaba a cada equipo de chicos un país de América, luego entregaba un código QR con la actividad y, en otro color, dos códigos más que los guiaban a páginas web de turismo. Cada equipo debía buscar información relevante para luego realizar un folleto turístico. Ellos mismos organizaban roles, y sabían qué dispositivo móvil usar según la necesidad. Por ejemplo, hacían diferentes capturas de pantalla con el celular, las enviaban al correo electrónico, las descargaban y con las netbook diseñaban el folleto. 

Durante esta actividad, los mismos estudiantes sugirieron que en la escuela se expusiera  un mapa con los códigos QR de cada país trabajado, para que otras personas pudieran recorrer y visitar,  y un cartel con el nombre de las apps que se utilizan para leerlos. En el turno noche funciona un Centro Educativo Nivel Medio para Adultos, y esta propuesta generó curiosidad e interés en ellos. ¡Fue una gran idea!

Con Google Earth emplearon la pizarra digital, que recibimos en el marco del Programa Primaria Digital. Cada equipo pasaba y buscaba algún país limítrofe  para recorrer su frontera, los estudiantes propusieron recorrer los países de los folletos porque se apreciaba mejor en la pizarra.

Por todo esto y mucho más, creo que es indispensable la integración de las tecnologías digitales en el aula. Los aprendizajes resultan más significativos para los estudiantes, comparten vivencias, trabajo colaborativo  entre pares y con estudiantes integrados. Los chicos comprenden que en la escuela deben hacer buen uso de los dispositivos móviles, especialmente porque el celular ya no es solo un objeto que sirve para comunicarse con amigos en las redes sociales, sino que también apoya sus aprendizajes”.

Es necesario que los docentes se formen, salgan de su zona de confort y  superen su miedo o resistencia. Un estudiante nos puede explicar muy bien el uso de los celulares, pero sólo el docente podrá hacer un recurso didáctico de los mismos.

Son los docentes quienes, a partir de la necesidad de protagonizar prácticas innovadoras, deben  propiciar  estrategias que permitan un aprendizaje significativo en los estudiantes,  teniendo en cuenta  los recursos existentes en la escuela. Se trata, también de lograr una  confluencia entre tecnologías tradicionales (el libro, la tiza, el pizarrón…) y las nuevas (celular, netbook, pizarra digital…), a fin de enriquecer las experiencias formativas que se ofrecen a los  estudiantes.

Finalmente, agradezco a la Docente Formadora María Noel Dominguez que me guió en esta nueva e inolvidable experiencia, y felicito al Centro y Red de Capacitación y Recursos TIC por sus 10 años de existencia, acompañándonos en nuestro desarrollo profesional, porque las docentes podemos ser muy inquietas e intuitivas pero necesitamos de pares más capacitados que nos guíen, actualicen y ayuden a ser docentes del S XXI", concluye Diana su relato. 

15/7/18

CCR TIC: 10 años. Testimonios de docentes participantes. Prof. Gisela Gómez.


Gisela Adriana Belén Gómez es Bromatóloga. En un momento determinado de su vida profesional, se interesó en la docencia y realizó el trayecto pedagógico profesional que la habilitó para dar clases en Educación Secundaria. 

Hoy, es una apasionada profesora que continúa desarrollándose profesionalmente para educar cada vez mejor a sus estudiantes, entendiendo que la formación continua le aportará aquellas estrategias, herramientas y recursos didácticos necesarios. 

Actualmente ejerce la docencia en el I.P.E.T. Nº 85 “República de Italia” (Orientación en Industria de los Alimentos) de la localidad de Estación General Paz, Pcia. de Córdoba.

Tiene a su cargo el espacio curricular "Bromatología" en 6to año y también es Maestra de Enseñanza Practica del ciclo de la Especialidad.

Gisela comenta: “Este año decidí profundizar en el uso de TIC en las actividades áulicas y mi primera opción fue buscar las capacitaciones que ofrece el Centro de Capacitación y Recursos TIC de la Subsecretaría de Promoción de Igualdad y Calidad Educativa, reconocidas en el ámbito docente por su excelente nivel y calidad. Y me inscribí en el curso virtual “Dispositivos Móviles en la Educación (DiME)”, por la actualidad e interés que me causó la temática y también porque podría cursar desde mi casa, manejando mis tiempos. 

Cada propuesta, clase, actividades del curso me parecieron muy innovadoras, y a la vez, significaban un gran desafío ya que a medida que cursaba, tenía que pensar de qué manera incorporar el uso  de apps educativas en el espacio curricular de Bromatología, que es una materia muy específica de la especialidad, donde los contenidos que se abordan son entre el 70% y 80%  prácticos y se llevan a cabo en el laboratorio o sala de producción de la institución.

La implementación con mis estudiantes de la primera actividad planificada en la Secuencia Didáctica diseñada partir de los recursos brindados en el curso virtual DiME no solo superó ampliamente mis expectativas sino que también trascendió a otras actividades que ya había propuesto al inicio del ciclo lectivo. 

Propuse a mis estudiantes que utilizáramos algunas apps, diferentes a las que ellos conocen y utilizan cotidianamente. Así, fui moviéndolos de sus zonas de confort, ya que se dieron cuenta que con otro enfoque e intencionalidad, el smartphone puede ser integrado de manera provechosa y productiva en las clases. 

Trabajaron con código QR, analizaron imágenes, escanearon etiquetas de productos. Todo esto aplicado a los contenidos del espacio curricular y en el marco del eje temático "Análisis de Alimentos”.

¡Los resultados fueron excelentes! esta forma innovadora de presentar los contenidos motivó a los estudiantes, que respondieron con entusiasmo, y generó mejores condiciones para que puedan ir resolviendo problemas de manera eficiente y eficaz.

Pienso que darles el espacio a los estudiantes para que exploren sus intereses y resuelvan situaciones problemáticas a partir del uso de las tecnologías digitales,  permite fomentar la creatividad. Esto amplia la mirada hacia el uso de celulares y dispositivos tecnológicos con fines educativos y produce un dinamismo en el aula que resulta cautivador tanto para los estudiantes como para los mismos docentes.

Al principio tenía inquietudes sobre la aplicación de todos estos nuevos saberes y habilidades en mis clases, hoy ya no tengo dudas que se han visto y verán aún más enriquecidas  porque seguiré profundizando en el tema. Me gustó mucho y comprobé que da buenos resultados", concluye Gisela.

A partir de los resultados positivos obtenidos, la Profesora Gómez estimula y anima a sus colegas de escuelas técnicas para que integren TIC en sus planificaciones y clases. Ella sostiene que si bien en esta modalidad necesariamente se deben abordar contenidos muy específicos y propios de la formación técnica, es posible incluir a los dispositivos tecnológicos de uso diario de los estudiantes (como celulares y tablets) en las prácticas formativas para que estas sean más atractivas, significativas y actualizadas.

Finaliza su relato agradeciendo la guía cercana y empática de quien se desempeñó como su tutora virtual durante la capacitación, la Docente Formadora del CCR TIC María Noel Domínguez.

En este sentido, resulta clave el rol del tutor virtual en este tipo de cursos, no sólo por ser 100% virtuales sino también porque al tratarse de una temática tan novedosa y aún poco explorada, surgen algunas resistencias propias de lo desconocido que los docentes necesitan superar para seguir adelante en su desarrollo profesional continuo, con compromiso y responsabilidad.

¡¡GRACIAS POR COMPARTIR ESTE IMPORTANTE TESTIMONIO!! Seguimos avanzando juntos...

14/7/18

CCR TIC: 10 años. Testimonios de docentes participantes. Prof. Mabel Casas.


Corría el año 2010, y eran muchas las actividades  y propuestas escolares vinculadas al Bicentenario de la Revolución de Mayo. Entre ellas, surgió una iniciativa diferente, innovadora y desafiante que llegó a la Escuela Tte. Benjamín Matienzo a través del CCR TIC.

Se trataba de "Las TIC en el año del Bicentenario (Identidad.ar)" , taller semipresencial que abordaba la temática de un modo original, y proponía a las TIC como recurso para realizar diferentes actividades prácticas (edición de fotografía, video, sonido), además del gran desafío que suponía publicar las producciones en Internet, compartiéndolas con otros colegas.

Las docentes de la escuela tuvieron la oportunidad de participar juntas, y de integrar diferentes espacios curriculares alrededor de este momento histórico tan importante para el país. 

Ana Mugas, Andrea Ledesma, María Alejandra Molinari, Celia Monteoliva y Mabel Casas trabajaron en equipo en el marco del taller y diseñaron el proyecto “Lugares con Historia”.

Muchos aspectos positivos se unieron a favor de la concreción del mismo: el momento histórico, el año del centenario de la escuela y el hecho que la misma se encuentra emplazada en un lugar relevante:  los campos donde se libró la batalla de La Tablada.

Mabel Casas recuerda que: "Éramos docentes que pertenecíamos a la misma escuela primaria, y decidimos hacer este proyecto interdisciplinario e integrador. Las profesoras de Plástica y Música lo coordinaban ya que estaban en ambos turnos,  y participamos las docentes de Lengua y Ciencias Sociales, de  6° grado A y B". 

Los estudiantes se involucraron rápidamente desde las emociones y el amor por su país y su escuela que cumplían años, y también desde la motivación que implicaba trabajar con tecnologías digitales, nuevas herramientas con que recientemente contaban, que aún estaban explorando y conociendo.

Para motivar a los estudiantes, las docentes asumieron la responsabilidad de participar activamente en la propuesta formativa del CCR TIC ya que necesitaban fortalecer sus competencias para luego propiciar las propias en los niños. Si bien algunos tenían uso instrumental de las netbooks, la mayoría estaba dando sus primeros pasos en relación a ellas. 

El proyecto implicaba actividades áulicas y extraáulicas, por el barrio de la escuela. Recorrían el vecindario informando e involucrando a personas e instituciones de la comunidad, tomaban fotografías, realizaban entrevistas. Las docentes no solo debían enseñar a sus estudiantes a utilizar la cámara de fotos y a filmar videos, sino también a trabajar valores como el respeto, el uso de la imagen, la argumentación y fundamentación de lo que hacían y decían a la gente. Se establecieron reglas para una mejor comunicación, procurando fomentar la utilización de las TIC con autonomía y responsabilidad.

Continúa relatando Mabel: "Lo que buscábamos con este proyecto es ir un poco más allá de las paredes del aula, involucrar el entorno a través de un aprendizaje integrador con beneficios significativos, que los estudiantes puedan dar su visión, y a la vez nosotras aplicar las buenas prácticas en TIC que estábamos aprendiendo.

Se utilizaron cámaras de fotos y filmadoras de videos para recabar información y hacer registros. Luego se trabajó con Movie Maker para editar los videos, Audacity para el sonido, además de procesadores de texto, planillas de cálculo y navegadores web para todo lo que fuera necesario. 

Hoy  esto puede parecer poco ya que han pasado 8 años y la tecnología digital ha avanzado a pasos agigantados, ¡pero en ese momento era todo una novedad!. Recuerdo con mucho cariño a la Docente Formadora  Carmen Julia Campos Alé, quien nos acompañó en cada etapa de manera cercana y eficiente".



Posterior a esta experiencia inaugural en el camino de las TIC,  estas docentes han seguido transitando su desarrollo profesional continuo participando en diferentes propuestas formativas del CCR TIC.

"Otro de los talleres en los que participé junto a mi colega Lorena Guanzini se llamó “Crear y programar en la Escuela”, y en esa oportunidad tuve como Docente Formadora Miriam Brandolin.

Planificamos actividades que nos llenaron de satisfacción y tuvieron un excelente resultado al implementarla con los estudiantes.

Utilizando Scratch pudimos promover la creatividad y el pensamiento para la resolución de problemas con los niños de 2° y 4° grados, mediante un trabajo colaborativo y lúdico, además de fortalecer las capacidades de lectura y escritura con TIC", finaliza Mabel.

 ¡¡Felicitaciones!! 

Gracias por ser parte de nuestra red y compartir sus experiencias...

Nota periodística en la que participó la Prof. Mabel Casas. Maestros inspiradores, que los hay, los hay , por Beatriz Molinari. La Voz del Interior. 17/04/17.

11/7/18

CCR TIC: 10 años. Testimonios de docentes participantes. Prof. Eva Liendo.


La Escuela Domingo Faustino Sarmiento se encuentra ubicada en el Paraje Potro Muerto, al norte del departamento Unión. Muchos de sus estudiantes recorren varios kilómetros de distancia para llegar a clases, pero lo hacen con alegría y ganas de aprender cada día algo nuevo junto a sus compañeros y maestras. ¡Ni siquiera el frío clima invernal los detiene! 

Esta escuela rural, además de brindar educación a los niños de la zona, cumple una función social de gran relevancia para la comunidad toda, tal como ocurre con otras instituciones educativas de similares características. Aquí se desempeña profesionalmente la docente Eva Liendo, que en su afán por aportar lo mejor a sus estudiantes, un día se preguntó: ¿Cómo superar las limitaciones de las zonas desfavorables para integrar tecnologías digitales en clase?  ¿cómo puedo acompañar las trayectorias escolares de mis estudiantes en los días de lluvias? ¿Cómo hacer cada vez más partícipes a los padres de los aprendizajes de sus hijos? ¿A mis colegas docentes de la zona les inquietará lo mismo que a mí?

En la búsqueda de posibles respuestas a sus inquietudes, en el Aprendizaje Móvil y de la mano del CCR TICpudo encontrar algunas de ellas. Otras, las pudo ir resolviendo a medida que profundizaba en su desarrollo profesional y fue ganando autonomía para buscar y encontrar aquello que necesitaba, de manera situada y personalizada, tal como es el aprendizaje y la enseñanza en sus clases. 

Eva tenía muy claro que en la actualidad, las tecnologías digitales movilizan el interés de los niños y forman parte de  su cotidianeidad. Es así que decidió formarse en esta temática, desde el convencimiento que integrar dispositivos móviles en sus clases causaría un impacto positivo en diferente aspectos de su propia práctica, y particularmente en el proyecto institucional sobre lectoescritura en que ya se encontraba trabajando. 

 En el año 2016  participó de una propuesta formativa ofrecida en Noetinger en el marco del Proyecto DiME (Dispositivos Móviles en Educación), a cargo de la Docente Formadora Florencia Giletta, en la sede del  Instituto Superior de Formación Docente “Victoria Ocampo”.


Esta instancia de su desarrollo profesional brindó a Eva la solvencia técnico-pedagógica necesaria para enriquecer el proyecto llamado Libros en movimiento”, que se hizo extensivo a otras instituciones  con el objetivo de mejorar las dificultades (en relación a la lectoescritura) de los niños que asisten a escuelas rurales y que carecen de los estímulos y/o acompañamiento necesarios durante este complejo proceso. 

Como instancia superadora a la implementación escolar, se sumaron al proyecto docentes de otras seis escuelas rurales de la zona, a quienes Eva compartió la experiencia, los conocimientos y habilidades adquiridas en el marco del Proyecto DiME. Producto de esta actividad interinstitucional, las docentes intercambiaron experiencias áulicas y realizaron los ajustes pertinentes, considerando la realidad y contexto de cada escuela. 

Esta es una práctica común en la ruralidad escolar (compartir, socializar, ser generosos y solidarios con los docentes noveles)  y que en la actualidad, con la potencialidad comunicativa y colaborativa de las tecnologías digitales, se puede acrecentar aún más. 

El proyecto “Libros en movimiento” comenzó con la selección de libros y la realización de una agenda digital. Prosiguió con la lectura de los mismos, interpretación, ilustración y desarrollo de videos utilizando diferentes apps educativas y recursos TIC. 

Eva relata: “Necesitaba encontrar soluciones para no perder clases los días de lluvias intensas, y pensé en hacer partícipe a los padres de los aprendizajes de sus hijos. ¡El uso de los celulares resultó lo más efectivo!. Así fue que comenzamos a utilizar diferentes apps que permitieron leer y escribir (“Mi libro mágico”, por ejemplo); que los papás instalaron y tienen disponibles en sus celulares. De este modo, la familia se involucra y participa activamente, y pueden apoyar los aprendizajes de los niños". 

Pronto se hizo evidente que sus clases se volvieron más creativas, dinámicas y efectivas ya que la inclusión de herramientas y apps educativas posibilitaban la realización de actividades alternativas, y esto repercutía en mejores aprendizajes. Por otra parte, estas estrategias estimularon a los estudiantes y a sus padres a una participación activa, colaborativa y enriquecedora para todos. 

Como emergente de estas actividades, las familias comprendieron  la importancia que tiene la integración de TIC para el desarrollo de las actividades educativas, y contribuyeron a mejorar las tareas de los niños en sus hogares a modo de apoyo a lo que se hace en la escuela.

Los logros han sido concretos y significativos: los niños mejoraron la lectura, escritura y fonética, el trabajo en equipos favoreció la convivencia escolar, se optimizó la atención y concentración, se despertó el interés de los estudiantes por aprender contenidos nuevas, se fortaleció el vínculo escuela-familia-comunidad. 

Utilizando dispositivos móviles pude ludificar mis clases, pero no para entretenimiento (como los niños generalmente los usan) sino con claras finalidades educativas. Mis estudiantes escucharon cuentos, observaron imágenes, discriminaron sonidos, ilustraron, todo mediante apps y juegos interactivos, ¡y mucho más!  Y lo seguiremos haciendo, ya que los resultados obtenidos fueron ampliamente satisfactorios"; culmina su relato. 

A todos los participantes de esta valiosa experiencia, nuestras sinceras felicitaciones, ¡y sigan adelante!lo están haciendo muy bien...

5/7/18

Jornada "CCR TIC: 10 años". Galería de posters y ciclo de conferencias.


CCR TIC: 10 años. Testimonios de docentes participantes. Prof. Jorge Pergoraro.


Jorge Pergoraro es Licenciado en Educación Física, reside en la Ciudad de Córdoba y se desempeña profesionalmente como profesor en la Escuela primaria Provincia de Corrientes. Durante su formación inicial y una vez recibido, también en su formación continua, se destacó entre sus colegas por su interés en las TIC, iniciando la búsqueda de recursos creativos e innovadores para integrarlas a sus clases. 

No fue tarea fácil, ya que particularmente en Educación Física los ejemplos y experiencias no abundan. 

A través de la página web de SPyCE conoció las propuestas formativas del CCR TIC, ¡y encontró lo que buscaba! 

Jorge ya contaba con habilidades en el manejo instrumental de computadoras y celulares, pero necesitaba el "toque pedagógico" y la inspiración que le permitiera visualizar posibles implementaciones de TIC en sus clases y con sus estudiantes. Al leer la descripción del curso "Actualización Docente en Competencia Digitales" supo que era el indicado. 

"Cursé durante los meses de abril y mayo de 2017, en la sede central del  CCR TIC, con el docente formador Aldo Gómez. En esa oportunidad conocimos las múltiples herramientas y recursos disponibles desde el enfoque virtual para compartir y difundir contenidos. ¡Fue una gran experiencia! clase a clase fui descubriendo y explorando diferentes recursos, estrategias, metodologías, que iba aplicando en las actividades a mi espacio curricular.

Como docente pude comprobar el entusiasmo en mis estudiantes al proponerles clases diferentes, creativas, dinámicas y lúdicas, integrando la Educación Física y la tecnología digital. No se trata de dejar de hacer lo que veníamos haciendo en el espacio curricular, se trata de enriquecerlo y potenciarlo con nuevas herramientas",  relata Jorge. 

Una vez finalizado el curso, Jorge continuó andando el camino de las TIC y la Educación Física, explorando nuevos  y diferentes recursos digitales para sus clases de manera autónoma, con la diferencia que ahora lo hace con los criterios de análisis y selección aprendidos. 

De este modo, continúa otorgando un enfoque original a los contenidos y metodologías propios de su espacio curricular, sus estudiantes responden muy bien a estas propuestas y cuenta con el apoyo institucional que necesita toda innovación en contextos educativos. 

Jorge continúa su relato: “Con los diferentes recursos TIC que ya conozco (más todos los que voy a  ir conociendo porque se actualizan todo el tiempo) me siento más seguro, cuento con información concreta y con mucho material anexado para profundizar. Los estudiantes valoran positivamente que las clases de Educación Física se enriquezcan con tecnología. Pueden observar, investigar, analizar sus propias prácticas deportivas, además de contar con juegos y evaluaciones para fortalecer los contenidos propios de cada una de las actividades.

Esto no sólo es bueno por la motivación y entusiasmo que generan estas  prácticas en los estudiantes, sino que también pude comprobar que hay mejoras en sus aprendizajes. Integrar TIC favorece la imaginación, refuerza los vínculos y trabajo en equipo ¡y las condiciones climáticas ya no nos preocupan! podemos trabajar de todos modos, aunque no se pueda salir al patio...

Quise compartir mi experiencia para que otros profes de Educación Física también se animen. Es muy importante para los docentes de este espacio curricular, ya que nos ayuda a descubrir nuevas ideas y formas de trabajar, además de lo que ya hacemos usualmente. Como dije, no se trata de dejar de hacer lo que veníamos haciendo, sino de mejorarlo y potenciarlo con TIC". 

Jorge desarrolló un sitio web, donde comparte las diferentes herramientas aprendidas en el curso, y complementa el relato de su experiencia con más detalles interesantes. 

¡¡Felicitaciones!! y gracias por compartir...